20 julio 2011

Destilería Carupano C.A

Destilería Carúpano C.A.
 Por la península de Paria, no solo llego Colon a estas tierras, sino que también podemos decir que por ese mágico lugar llego el Ron a nuestro país; es por eso que esta vez vamos a hablar un poco de otra destilería que también es acreedora de la D.O.C y que ademas posee una rica tradición familiar, con características propias y únicas que se dan gracias a la posición geográfica de sus sembradíos de caña de azúcar y sus cristalinos manantiales de agua.

Se trata de la tradicional Destilería Carupano C.A. ubicada en el paradisiaco valle Carupanero de Macarapana, Edo. Sucre, Venezuela; En este maravilloso enclave geografico es donde se encuentra la Hacienda Altamira, cuya fundación data de 1762 y es allí donde se experimenta por primera vez en nuestro país, el envejecimiento de alcoholes provenientes de la caña de azúcar en barricas o barriles de roble que originan lo que conocemos hoy en día como Ron.

 El Ron de Destilerías Carupano, como comentamos anteriormente, se diferencia notablemente de los demás rones venezolanos debido a sus características naturales que provienen de las condiciones geográficas que tiene lugar su producción; manantiales naturales propios y un clima costeño tropical, traen como consecuencia que el añejamiento del alcohol se de con mucha celeridad, elemento fundamental de su distinción.
Dentro de la amplia gama de licores elaborados por esta tradicional destilería se encuentran:

-Optimus Prime: Carupano Legendario.
-Extra Premium: Carupano X.O -Ultra Premium: Carupano Solera Centenaria.
- Premium: Ron Añejo Carupano Oro Reserva 12 Exclusiva.
-Blend de Ron: Real Carupano Black y Real Carupano Silver.
-Blend de Rones y Frutas: Citrón, Cocoron, Frezz, Mango y Passion.
-Blend de Ron y Especias: Vainilla y Canella.
Por: Alejordi - Rones de Venezuela
Fuente: Ron Carupano, CONAPRI







1 comentario:

lr3ebca6zs dijo...

With his wife, Carol, he scouted dozens of wheels at casinos around Europe, from Monte Carlo , to Divonne-les-Bains , to Baden-Baden . The pair recruited a team of 8 “clockers” who posted up at these venues, typically recording as many as 20,000 spins over a month-long interval. Like some other machine, these wheels acquired wear and tear. Jarecki began to suspect that tiny defects — chips, dents, scratches, unlevel surfaces — would possibly trigger certain wheels to land on certain numbers more frequently than randomocity prescribed. While Thorp wouldn't go on to develop the kind of general-purpose wearable computer systems that Mann and Starner finally would, he did build a 코인카지노 second wearable gadget soon after the roulette laptop.