05 noviembre 2012

Roble Viejo. El espíritu del ron, es venezolano

Giorgio Melis y Carlos Belloso
Por: Luis Vargas
“Desde hace más de 40 años combinamos los mejores destilados, el esfuerzo de nuestra gente y las bondades de esta tierra excepcional. Como resultado presentamos orgullosos esta mezcla de nuestros mejores rones, añejados en barricas de roble, con sabor distintivo y aterciopelado, profundo y con carácter, que refleja el espíritu y el calor venezolano”. Así reza la etiqueta adherida a la botella de Roble Viejo, ron ultra añejo de edición limitada, que viene rubricada por Giorgio Melis, Maestro Ronero e ingeniero químico, con 45 años de trayectoria, quien invita a ser parte de la experiencia de un producto nuevo cuyo origen es netamente criollo y de calidad única. En entrevista exclusiva con Quinto Día, tanto Melis como Carlos Belloso, ambos directores de las empresas Rones del Caribe y Rones Añejos de Venezuela, dan cuenta del proyecto que este año se hace realidad en el mercado local, con atributos para su exportación.

-¿Cómo se llega al concepto de Roble Viejo?

-Belloso: Es importante destacar que la empresa tiene diez años en el mercado, primero como suplidora de ron de calidad, sirviendo a las marcas tradicionales del país. Siempre tuvimos la intención de sacar nuestra propia marca en Venezuela, conscientes de la calidad del ron que producimos, sobre todo por su largo añejamiento en barricas de roble. Contando con los expertos y conocedores, avanzamos en la elaboración de un producto de categoría premium. De allí el concepto de ron ultra añejo, que en nuestro caso más que duplica el tiempo de añejamiento exigido por ley, y de hecho crea una nueva categoría.

-¿Qué se toma en cuenta para llegar a tener un ron premium?

-Melis: La calidad arranca desde el momento en que se selecciona el alcohol. En Venezuela la materia prima es la melaza, un sub producto de la elaboración del azúcar, y la diferencia entre calidades de rones, está en la manera cómo se fermenta esa melaza y su posterior destilación. La clave está en mantener el “corazón” del alcohol, eliminando los dañinos, para garantizar que luego de bebido el producto final no se sienta la llamada resaca o “ratón”. El alcohol ya seleccionado se diluye con agua desmineralizada y luego va a las barricas de roble blanco americano, las cuales a su vez se montan en estantes que permiten una aireación uniforme y oxidación adecuada. Posteriormente, el paladar es lo que nos indica cuál es la mezcla apropiada entre los diferentes lotes de rones en añejamiento, produciendo entonces nuestro Roble Viejo. Es un trabajo de ciencia y arte.

-¿Cuál es la estrategia para su introducción en el mercado?

-Belloso: Hemos desarrollado cuatro productos para cuatro segmentos de mercado. Ultra Añejo es el primero en ver la luz y es nuestra punta de lanza. Le seguirán en próximos meses el Extra Añejo, el Estándar Superior y el ron Roble Blanco. Siempre tendremos un producto de calidad superior en cada categoría, diferenciados de la competencia. En principio, haremos énfasis en el boca a boca y las catas privadas. Lo que queremos es recuperar una tradición venezolana. Tenemos el producto premium para competir en las diferentes categorías de licores, la capacidad y la historia para lograrlo, y confiamos en que los venezolanos lo sabrán apreciar.
Articulo cortesía de: Quinto Día 

No hay comentarios: